Este un blog para compartir info sobre sexualidad, higiene educación, erótismo, trucos calientes para hacer el amor, muchas imágenes eróticas, chistes y relatos inquietantes. Toda persona debería gozar a plenitud de su vida sexual obviamente de forma responsable. Deleinma.

Translate

domingo, 27 de diciembre de 2020

Adicción al Sexo, cómo controlarla

Les contaba en la entrada pasada cómo fue que me hice adicta al sexo virtual. Adicción al Sexo, cómo controlarla



El sexo siempre fue para mí una forma de ayudarme a dormir después de la masturbación, era mi forma poco ortodoxa de sacarme de una inminente depresión, e inclusive mi forma de sentirme más bonita. 


Después de separada, ingresé de nuevo a un sitio web para adultos, donde los adultos solemos buscar a otros adultos interesados en encuentros sexuales casuales. Muchos de los miembros de éste site, tienen parafilias, por lo que hay sub grupos, digamos.


Están la gente que le cuadra el incesto, el BSDM, Bondage, Sadismo, Sumisión y Dominación. Están los esposos que les gusta que su mujer les monte cachos, y las prestan, están, los que les cuadra el sexo interracial, algunas prefieren sexo con negros, como algunos hombres prefieren sexo con asiáticas, hay de todo. Zoofílicos, y depravados, por supuesto, que te los vas a conseguir en sitios como éste. No obstante, basta con que les digas que tu no estás en esa nota, y ellos se retiran sin problema. Depende mucho, de cómo manejes tu cuenta.

Desde mi punto de vista, la mayoría de los usuarios son personas bastante normales, que manifiestan quizás una líbido más alta que la persona promedio. Y recurren a éstos sitios en la Internet con la necesidad de encontrar un estímulo visual que los ayude a correrse. 

Existen voyeristas, tanto mujeres como hombres, pero son los hombres, los gays, y los transexuales los que más entran a verme.

En el caso de los hombres, buscan como les dije, una ayudita visual para descargar su esperma, recuerden que los hombres ocupan hacerlo con más frecuencia que nosotras, biológicamente, ellos necesitan hacerlo al menos un día por medio. En cambio nosotras, tenemos días en los que estamos más cachondas que otros, y ese se debe a la ovulación o días fértiles.


La adicción, es un deseo irreprimible, y obsesivo por consumir, o realizar una actividad, que te genera altos niveles de los químicos de la felicidad en tu cabeza, el sexo, al igual que los opiáceos, generan en nosotros altas concentraciones de dopamina, endorfinas, serotoninas, adrenalina. Así como un aumento de la energía como el que da la cocaína, o un relajamiento total como cuando, usas ciertos tipos de cannabis. El nivel de placer, es el mismo. 
Cuando me siento triste, mi líbido se dispara, no es algo que pueda explicar de otra forma, para mí la tristeza profunda generalmente, viene acompañada de un pico maniacal, que yo bauticé como Furor Uterino. Ese incontrolable deseo de tener sexo, que te domina y no te deja funcionar como una persona normal.
Al referirme a la Adicción, debo hacer énfasis, en que no se trata de el deseo de masturbarte a diario, eso es normal. Cuando digo adicción, es porque el deseo de tener sexo, nubla los otros instintos básicos, como dormir o comer. Al igual que un adicto al crack, un adicto a los videojuegos, pierde la noción del tiempo, y pasa horas jugando sin comer, ni dormir, a veces ni van al baño.

Lo mismo pasa con el sexo, cuando te pica el gusano del webcamming, los estímulos externos son tan gratificantes, que no quieres hacer otra cosa que masturbarte con tu club de fans en cam.
Una mezcla es explosiva, el webcamming es algo moralmente cuestionable, lo que va con mi personalidad disruptiva, además, una parte de mí quería cagarse en quienes me castraron sexualmente pro años, de adulta, ya no me importaba, lo malo es que una vez que cruzas el portal y estás del otro lado, es difícil escapar.

Quienes frecuentan ese mundo, manejan un discurso 100% inclusivo, te adoptan, y te hacen sentir parte de la manada, te hacen creer que ellos, no pueden vivir sin verte, (lo mismo que le dicen a todas), te llueven los piropos, en fin, caes en una tela de araña de estímulos gratificantes, y te cuento, que salir de ahí cuesta mucho. Es como estar en un parque de diversiones para adultos. Mi doctor dice que ese sitio está lleno de gente reprimida sexualmente, yo lo fuí, por lo que comprendo su punto.


Lo cierto es, que le site está lleno de gente que ama el sexo, y hablan el mismo idioma que yo.

Como les conté, mi sexualidad fue reprimida por mis padres, quienes me tenía castrada totalmente, par preservarme virgen para el matrimonio. El sexo era prohibitivo para mí, y siempre, fue una lucha interna terrible, entre lo que mi cuerpo me pedía, y lo cochina que me sentí casi toda mi vida por eso.
Hoy en día, que ya corté con todos los tabúes que me impusieron, y que pude cortar todos esos vínculos tóxicos con mi pasado, ahora puedo decir que me siento plena y realizada sexualmente. 

Hoy siento libre y en el control, pero no lo logré a punta de voluntad. Mi adicción fue necesaria tratarla como una droga, transmitir, masturbarme con ellos era tan satisfactorio, que no quería otra cosa que repetirlo una y otra vez. Nunca era suficiente.

Dejé de comer, de dormir, sólo quería un orgasmo más, y paro. Después de un fin de semana de ayuno, y de perder 10 kilos, pedí una cita con mi psiquiatra, y éste me recetó Naltraxone, pero no fue tan sencillo, pasaron muchos meses, para recobrar la concentración, fue un proceso de 20 veces aproximadamente.

Así que si piensas que eres adicto, te puedo sugerir que vayas a verle, o pidas una cita virtual, el Dr. Madrigal, se encuentra en la Clícina Ciap, aquí en Costa Rica. 

El medicamento, se tiene que mandar a hacer, y no puedes automedicarte la dosis tu mismo, por lo que te recomiendo visitar a tu psiquiatra de confianza, si el sexo, no te deja tener una vida normal.


Lo malo, es que mi líbido naturalmente alta también decayó, con el uso ininterrumpido del medicamento, y eso no es recomendable, así que pronto necesitaré un ajuste en mi dosis, para alcanzar una líbido normal. 

No sé si podré, soltar la adicción con terapias, o regresando con mi pareja, no lo sé. Nunca había sentido nada parecido. Hasta el cigarrillo, puede soltarlo sin tanto problema. El doctor me explicó, que difícilmente, algo me dará tanto placer como esa experiencia pasada. Las adicciones se crean, en el momento que sientes tan pero tan rico, que necesitas volver a sentirlo de nuevo. Y esa idea fija en tu mente, es ruda de sacar.

Creo que el hecho de que te llenen de piropos, no facilita el asunto. Te hacen sentir como una diosa sexual. Aunque después de la cuarentena, y  de hacerlo tantas veces, empecé a sentir aburrimiento, cuando te topas con gente divina, pues te vuelves a enviciar, ellos te hacen sentir como una diosa deliciosa, en ese mundo, es más fácil conseguir quienes te hagan sentir divina, que conseguir agresores. Porque los agresores, no están pendiente de masturbarse, como la mayoría de los usuarios de éste tipo de sites. Así que los hombres, despectivos se ven pocas veces.

 Los hombres son sumamente dulces, y divinos cuando esperan de ti, que le muestres tu coño, o tus otras partes. 

Siempre hay gente que quiere hacerte sentir mal, criticar tu cuerpo, o quizás te topes a un patán que te quiera tratar como prostituta barata, en cualquier caso, eso es manejable, en esas transmisiones tu puedes sacar y bloquear a quien quieras de tu sal, así que, los malos ratos, se reducen a un clic. Para colmo, puedes ganar dinero con eso, por lo que algunas personas, se pueden sentir atraídas hacia el webcamming como una profesión. Pero eso ya es harina de otro costal.



Cuando es por necesidad económica, se nota, las mujeres y hombres que lo hacen por dinero, no lo disfrutan tanto como un adicto al sexo. 

Recuerda que la adicción, no es un fetiche, ni una líbido alta, que te haga masturbarte a diario. La adicción, es aquella, que nubla tu razón, no es posible la concentración, no puedes trabajar, ni cumplir con tus obligaciones, ni siquiera te provoca tener relaciones sexuales reales con otras personas, cuando estás prendado de la adicción al webcamming, sólo quieres estar desnudo en cam, las 24 horas, los 7 días de la semana. 

Después de 22 meses de tratamiento, logré pasar hasta un mes entero sin transmitir, pero llegar a ese punto fue un proceso, largo, y regresivo. Pero si se puede llevar a un mínimo aceptable. Las idea del sexo, no es que va a desaparecer mágicamente, no, pero tendrás la mente calmada lo suficiente, como para poder dedicarte a otras actividades sociales necesarias como trabajar, estudiar o ejercitarte.


Dejar algo que te hace tan feliz, es más complicado de lo que parece. Pues es tan difícil dejar de experimentar esos orgasmos, como prescindir de los piropos, halagos y chineos que tu audiencia enamorada te proporciona. Más aún si te sientes carente de aceptación y cariño, en el mundo real.


Entre las personas que hacemos webcamming, (masturbación en vivo a través de una cámara web, para un grupo de observadores), el feedback, juega un rol primordial. Algunas veces uno de los observadores, lleva la batuta, y te va guiando, pidiéndote que le enseñes esto, o aquello, que te toques así o asao. 

Y es como hacer el sexo virtual con uno sólo, mientras que 199 leen su chat y ven tu respuesta orgásmica. Algunos hombres, la mayoría, no chatea, sólo observa. Y después de un tiempo, te dice que te ha estado deseando, y se ha estado masturbando contigo durante meses. En sus fantasías, yo soy suya, y por supuesto, en algún momento se deciden y dan el paso, y tratan de conocerme, de llevar esa fantasía a otro nivel. Lo que sí puede resultar peligroso.

De esas interacciones, nacen nexos muy poderosos, al punto que es común en los observadores que desarrollen en su mundo interior, una seudo relación íntima contigo. 

Lo sé porque yo tengo videos en ese site, que he dejado para mis fans, y semanalmente, recibo correos de hombres que no conozco, que me dan las gracias por dejar mi contenido publicado y disponible. Algunos me escriben para decirme que quieren conocerme en persona, y otros para ofrecerme una relación e inclusive matrimonio. Curiosamente, ahora que no me interesa una relación formal con nadie, porque empiezo a disfrutar de mi libertad sexual, es cuando más ofertas de matrimonio he recibido. Es una locura.


En los días iniciales, cuando transmitía 24/7, llegué a estar entre las 50 personas más vistas del mundo, visitaban 100 mil personas al mes, ese es un site, con 700 millones de usuarios, el site es viejito, uno de los primeros en su estilo, y por esa razón, muchos de los usuarios hoy tienen más de 40 años, y al menos 10 años se ser miembros del site. 

En éste tipo de sites, la membresía es paga, hoy existen más de 300 sites como ése, los más modernos y populares son Chartubate, o CAMS, no había sexo virtual, hasta que llegaron las redes sociales, Skype, y WhatsApp. 

Los sitios de citas, han existido desde siempre, antes eran clasificados para encontrar el amor, la diferencia en la actualidad, es que, ya es vox populi, que los sitios de citas, son ahora también para buscar sexo casual. 

Atrás quedaron los sites, exclusivos para eso, ahora hasta por Instagram, Twitter, y Facebook, te abordan con contenido sexual no deseado. Sí eres mujer, y usuaria frecuente de redes sociales, debes haber recibido al menos una vez, la foto de un pene NO solicitada.


En el sitio que yo frecuento, los adultos mayores de 40 son la mayor parte de los usuarios, en otros países, ves que le intercambio sexual es más fluído, sin tabúes, ni pendejadas. Muy casual todo.

De hecho lo colocan en su Estados. "Estaré en San Diego, ésta semana, por si quieres sexo casual, escríbeme." Es increíble, como los viajeros de hecho me escriben, solteros, o parejas, diciéndome, que van a venir a Costa Rica, y que quisieran culear conmigo. Ya ni me sorprende, porque es algo típico entre los usuarios de ese site.

Yo me siento como pez en el agua, en un mundo donde no hay tabúes sexuales, me siento libre, sin antifaces.

Tengo mis límites y no le entro todas las parafilias, o aberraciones sexuales, existen 549 tipos, por ejemplo, a mí no me agrada la gente que tiene el deseo secreto de cogerse a su propia hija o hijo. Soy madre, y no puedo entenderlo, prima mi instinto maternal, y rechazo a la gente que disfruta del incesto, porque a mí me da asco, pero me imagino que un puritano, podría sentir el mismo repudio por mí. Por lo que no les juzgo, sólo me aparto. 


Algunos hombres creen que por ser ninfómana, me puede tratar de puta, mi puta favorita, la más puta. Pero no me disgusta que me llamen Diosa erótica, o diosa sexual. Aprovecho para aclarar, que el hecho de que me fascine el sexo, no quiere decir que automáticamente, lo haré con el cualquiera que me lo pida. No funciona así. A mí me gusta el juego de la seducción, y tengo que sentir química por esa persona.



Siempre he odiado que usen esa palabra tan despectiva, al referirse a cualquier mujer. PUTA. Porque es una mierda social, si a la mujer le gusta el sexo, es puta, pero si es hombre, es un semental. Nada que ver. 

Las mujeres también tenemos el derecho natural de disfrutar de nuestra sexualidad como nos plazca, y la sociedad, debería dejar de meter su nariz en nuestras pantaletas, sonaré progresista, feminista extrema, y quizás lo sea. Yo amo a los hombres, y creo en la igualdad de género, y en la emancipación sexual de la mujer, como un paso evolutivo lógico.

Como les dije ese sitio, está lleno de personas con todo tipo de gustos y desviaciones sexuales, pero los más peligroso irónicamente, no están en Adult Friend Finder. Los más enfermos y peligrosos andan asechando en páginas como FuckBook, Facebook, Tinder, o Badoo. Así que tengan mucho cuidado con quién se meten. Debajo de un perfil encantador puede haber, rolo de loco. Así que, mosca.


Las parafilias, y aberraciones, son relaciones sexuales anti naturales, como el sexo con heces fecales, cuando lo natural, es que prefieras los buenos olores en la cama, en la Universidad me tocó exponer las parafilias en Medicina Legal, y estudiamos todos los tipos, hay quienes se excitan jugando con comida, explotando globos. 

Sin embargo, no se puede negar que hay gente peligrosa, que lo lleva un poco más allá, y un juego de roles tipo 50 Sombras de Grey, puede terminar con un sujeto matando a golpes a su pareja sexual. O están aquellos, que tienen sexo con animales (zoofilia), cadáveres (necrofilia).

Estos últimos se consideran parafilias, los fetiches como el bondage, o los tacones altos, son juegos comunes entre adultos, cuando rompen el orden natural de las cosas, es que se le llama parafilias, para que entiendas la diferencia. Aunque por definición los exhibicionismo, y los voyerismo son parafilias, yo no estoy de acuerdo. Porque con el uso de las redes sociales, está más que comprobado que todos tenemos bastante de las dos. 

Porque mirar, o enseñar tu cuerpo, no pone tu salud en riesgo, mientras que mezclar heces fecales con los genitales, si puede ser potencialmente peligroso para tu salud.

De hecho, algunos de los cáncer de pene (VPH), y el mismo SIDA, se originaron de la interacción sexual, de humanos con animales.


De la misma forma pasa con la ropa, que te pongas una ropa íntima erótica, o un disfraz de enfermera, no va afectar tu salud, pero dejarte penetrar por un animal de otra especie, y disfrutarlo, que consideraríamos como normal. Sin embargo, en algunas culturas los hombres puedes cometer bestialismo, sexo con animales, sin que sea un delito. 


En ese caso, debes buscar ayuda profesional. Igualmente, si te gusta el sexo con niños, la pederastia, y la pedofilia, son delitos y aberraciones que deben ser tratadas por profesionales de la psicología, y terapeutas sexuales experimentados. 

Las adicciones son cosa seria, pero se pueden controlar, con medicamentos, mindfulness, y terapia. Por lo que siempre recomiendo a la Clínica Ciap y al Dr. Madrigal, en mis entradas. Y si ya tienes un médico de cabecera, pero no sientes mejoría, entonces corre y busca una segunda opinión.

Antes del webcamming, yo pensaba en sexo con otros, me costaba ser fiel, lo fui pero sufría en silencio, así que fui donde una psiquiatra, y la mujer me dijo que era ninfómana, pero no estaba ni cerca de serlo, en ese entonces. 

Mi ninfomanía se manifestó con el webcamming, con el sexo virtual. No antes. Te dejo aquí el enlace para que sepas, qué es la ninfomanía, médicamente hablando, ya que puedes presentar indicios sin haber desarrollado la adicción al sexo como tal, y es preferible, contar con el apoyo de especialistas, a tiempo, y no tener que depender de un tratamiento con naltraxone, por tiempo indeterminado, mientras tus receptores opiáceos, y tu furor uterino, tu histérica interior, se calmen. 
Como dije en la entrada sobre el origen de la adicción al sexo, ésta tiene origen en la primera infancia, donde se forma el desarrollo psico sexual de los sere humanos, en esos primeros años de vida yo fuí estimulada sexual y sensorialmente. 


Algo tan simple como que mis padres, hacían el amor frente a nosotros, (yo y mis hermanos, dormíamos en el mismo cuarto), seguramente ellos pensaban que no entendíamos porque estábamos pequeños, yo recuerdo, que me daba taquicardia el escuchar a mi mamá gemir. 

Y era muy confuso porque no entendía por qué se quejaba mi mamá, si le gustaba o le dolía, yo tenía a penas 4 años, pero lo recuerdo.


Unido a que vivíamos en un apartamento tipo estudio, y escuchábamos y veíamos todo, recuerdo una noche en particular, mi madre se estaba masturbando en la ventana, un hombre la observaba, y yo los observaba a ellos. 


Mi madre, parecía estar disfrutándolo, pero súbitamente, empezó a dar gritos, de terror, cuando se dió cuenta que el hombre que la estaba mirando, y se estaba masturbando al verla, no era mi padre. 

Mi papá llegó pocos minutos después, y la consiguió llorando, y avergonzada, y recuerdo que mi papá se reía,  siempre contaba esa historia, ya nosotros de adultos, él contaba como su esposa, había pasado el susto de su vida, por masturbarse en la ventana para la persona equivocada.

Con las terapias, recordé claramente todo eso, y de ahí supongo que me viene esa confusión interior, el exhibicionismo me excita, y el sexo con extraños, el sexo peligroso. Supongo que de alguna forma esas imágenes a tan corta edad, marcaron mi desarrollo psico sexual.
Desde los 8 años, recuerdo a plena consciencia, masturbarme a diario, en 4to grado, me escapaba al baño, necesitaba rascarme mi coñito, no era consciente de que me masturbaba hasta los 14 años, pero desde muy pequeña ya soñaba en mis fantasías, tener muchos maridos, muchos amantes, ser una puta fina, no cobrar por eso sino, tener sexo con todo el que pudiera, sólo por placer. 

De hecho tenía aquella fantasía del estar maniatada, con mis tobillos sujetos en una mesa de madera, rodeada de hombres guapísimos, desnudos que se masturban, viéndome atada y desnuda. Por supuesto, cuando encendí la cam, y obtuve eso, enloquecí.


Hoy en día te lo puedo contar sin sentirme, sucia, enferma, o loca, simplemente en la primera infancia donde debí recibir educación, amor, y cariño, recibí reproches de mi madre, quien sentía celos de mí por la preferencia de mi padre, y para colmo, me dan semejante show en vivo, lo que estimuló prematuramente mi sexualidad. Ni siquiera, fue mi culpa, ni de ellos, eran jóvenes e ignorantes del tema, simplemente pasó.
Es curioso, que las personas que trato, que son tan asiduos al sexo como yo, también recuerdan a ver visto o escuchado a sus padres teniendo relaciones, y en la mayoría de los casos, también fueron reprimidos sexualmente. Te lo cuento, porque quizás tu también tienes una líbido exacerbada, gracias a que la tuviste que reprimir tus instintos naturales durante años.

Espero que con todo lo que te conté te sientas, más informado (a), tranquilo o tranquila, y puedas buscar ayuda profesional, si es que la necesitas. Por lo demás no te preocupes, si tienes la líbido alta, y piensas en sexo por lo menos una vez al día, eres simplemente un ser sexual y humano, común y corriente. 


Y si como yo, tu sexualidad, es el centro de tu vida, pues es bueno que sepas, que así como yo, lo logré dominar con el tratamiento que te describí antes, así mismo, tu también puedes retomar el control, y tener de nuevo una vida normal, si es eso lo que lo deseas.

Si deseas, apoyo moral para chatear sobre tu ninfomanía, o adicción al sexo, y quieres contactarme, me puedes encontrar en Facebook, como Deleinma Troska Bloguera

No me busques para enseñarme tu pene, o para pedirme que te haga un show privado, como hace la mayoría de los hombres que me escriben. Ésta entrada en ningún momento pretende ser promocional. No te confundas, por favor.

Sigue xosenosa.com para que no te pierdas, ni una sola entrada. Y únete a nuestro grupo informativo, y de vacilón en Facebook. Xosenosa.



Éste BLOG forma parte de la plataforma de marketing de contenido diverso www.madeleinecasmo.com - Content Magazine

Adicción al Sexo, el origen.

Adicción al Sexo, ¿cómo controlarla?



Es difícil para cualquiera hablar de éste tema, porque existe un estigma sobre las personas con adicciones.

Algunos piensan que las adicciones se dan en personas débiles, una afirmación con la que no estoy de acuerdo. Las adicciones suelen originarse por una carencia, casi siempre de tipo afectiva, y relacionada directamente, con nuestra primera infancia.

Valga decir que la mayoría de las personas que presentan "Adicción" al sexo, fueron estimulados sexualmente en la primera infancia, en la etapa oral,  anal o fálica, en aquellas donde apenas estamos siendo amantados (oral), o cuando aun no controlamos nuestros efínteres y usamos pañal (anal), y la fálica, etapa que se da entre los 3, y los 5 años. Estas etapas del desarrollo psicosexual del individuo, las creo Sigmund Freud, no yo.


Coloqué la palabra adicción entre parentesis, pues como me explicó mi psiquitra, el reconocido Dr. Enrique Madrigal Segura, experto en adicciones. El sexo, es una necesidad biológica, por lo que no le gusta utilizar ese término en pacientes, como yo, que tenemos la líbido mucho más alta o distinta, comparados con la mayoría de las personas. 

Aunque en realidad, todos los seres humanos tenemos necesidades sexuales, sólo que algunos, lo reconocemos y exponemos sin que nos de vergüenza. Porque cuando logras conversar del tema con otras mujeres, te das cuenta, que se sienten tan pervertidas como tú por haber tenido tantos amantes como un hombre. 

Así como, es una necesidad biológica respirar, también lo es reproducirnos, pero la necesidad biológica de tener sexo, va más allá.

De acuerdo a las investigaciones que he realizado para entender la bioquímica del amor y el sexo, encontré que definitivamente, el sexo cumple una función biológica más amplia, que la de sólo reproducirnos.
Resulta, que cuando nos enamoramos, experimentamos un incremento notorio en nuestros niveles de endorfinas, dopamina y serotonina. Todas hormonas de la felicidad.

El placer, la emoción, y hasta la obsesión que nos provoca el objeto de nuestros afectos, es lo que llamamos amor, es en realidad una etapa un tanto sicótica, decía el Dr. Calixto González de la UAMX. 

Pues cuando estamos en la etapa de enamoramiento, nuestro cerebro se pone como Shakira; ciego, sordo y mudo. Entramos en una etapa en que nuestras hormonas enloquecen, y toman las decisiones por nosotros.

Cuando tienes furor uterino o templazón crónica pasa lo mismo, te obsesiona la idea de sentir de nuevo esa descarga de dopamina, serotonina, endorfina, y adrenalina, que experimentaste la última vez que tuviste un orgasmo.

Te dejo por aquí el enlace para que veas el video, donde te explica el doctor a detalle, éste asunto de la química del amor:


El sexo, no es caprichoso, cumple con un montón de funciones biológicas necesarias para un desarrollo sano. Las relaciones íntimas adultas, nos hacen sentir un alto grado de felicidad, de hecho, para la sociedad, es una parte inevitable de tu maduración. 

Algunos individuos, se inician más temprano que otros, y algunos pocos prefieren la asexualidad, pero son casos muy extremos, por lo general, todos los seres humanos disfrutamos del sexo, y de hecho es una forma de comunicación. 
Algunos otros mamiferos como los chimpancés, y los delfines, también realizan el sexo por placer, no sólo para reproducirse. 

Y hasta lo usan como una forma de reconciliación después de una disputa, como lo hacemos en algunos matrimonio humanos.
Los beneficios del sexo para la salud van desde mejorar la presión sanguínea, fortalecer el piso pélvico, coadyudar al parto, mejor el estado de animo, combate el estrés, mejora la apariencia de la piel, rejuvenece, ayuda a conciliar el sueño, entre tantos otros, son beneficios que se desprenden de las hormónas y otros químicos que produce nuestro cuerpo cuando tenemos un orgasmo, por aquí te dejo otro enlace para que conozcas más beneficios del sexo.  https://www.muyinteresante.es/salud/sexualidad/fotos/10-beneficios-del-sexo-para-tu-salud/beneficios-sexo-libido 

Por supuesto, yo consumo todo el contenido que consigo sobre mi tema favorito, el sexo. 

De hecho, me interesa seriamente sacar la carrera de sexología para poder transmitir todos esos conocimientos con ustedes por éste medio. Pues pienso que la Educación Sexual, además de ser un derecho, es una necesidad, en latinoamérica y otras partes del mundo donde la información sobre el tema es tabú, censurada, o distorcionada por fines políticos o religiosos.

Y es precisamente éste tabú, lo que nos impide tratar el tema de la adicción al sexo con naturalidad. 

Técnicamente hablando, los hombres tienen una líbido más alta, esto se debe biológicamente, a que la carga de esperma en sus testículos, debe ser expulsada en un plazo promedio de 24 horas, en un hombre sano y jóven. 

Es por esto, que muchos hombres sienten la necesidad de masturbarse a diario. Mientras que las mujeres, sólo tenemos una descarga al mes, ovulamos, una sóla vez por ciclo, y en nuestros días fértiles, es cuando solemos experimentar un incremento en la líbido, o deseo sexual. Es decir, durante los días que están de color verde, como se oserva en el siguiente gráfico.

Eso explica, porqué algunos días del mes, te sientes más horny, que otros.
Yo soy un raro caso médico, pues ovulaba hasta 2 meses por mes, en mis años más fértiles. Hoy con 49 años, que empiezo a ver los primeros indicios de premenopausia, tengo reglas irregulares, y asumo que sólo ovulo de vez en cuando. Pero lo anterior, podría explicar, en parte mi líbido, naturalmente alta.

En los 90´s fui a verme en compañía de mi primer esposo, con un sexólogo, mi ex quería sexo una vez al mes, y yo me había casado virgen a los 20 años, con un deseo acumulado desde la adolescencia, un deseo completamente reprimido por la creencias religiosas de mis padres, y la influencia del maldito qué dirán. 

Así que me casé con "cero" información sobre el sexo, y con una líbido incontenible, yo necesitaba masturbarme con frecuencia, y me había casado con alguien que no funcionaba bien en ese campo. 

Así que fuímos a parar donde un Sexólogo, quien dedujo después de varias citas, que el problema no era yo, de hecho concluyó que yo tenía una "FRECUENCIA SEXUAL ALTA". No me llamó Ninfómana, porque el deseo de tener sexo frecuente, era completamente normal, y natural en una mujer de escasos 20 años.
De hecho le dijo a mi ex, que muchos hombres darían cualquier cosa por tener una esposa con una líbido así. Y él, ya no quiso ir más al sexólogo, 3 meses después nos habíamos serapado.

De esa combinación explosiva, entre una mujer ardiente y un hombre rápido y furioso, no resultó nada bueno, yo me convertí en el objeto de su obsesión, y al no poder darme la talla, me retuvo a punta de amenazas, por 3 años infernales de matrinonio, donde me prohibió terminantemente masturbarme, definitivamente, esa relación estaba destinada al fracaso, no tanto por su patético rendimiento en la cama, sino por su forma violenta de manejarlo. La eyeculación precoz, hoy en día no es un tema tan tabú, pero en los 90´s era una tragedia griega, imposible de comentar, secreto de estado.

Imáginense lo difícil que fue para mí, con apenas 20 años, con tantos deseos reprimidos, y venir a casarme con un eyaculador precoz, frustrante era poco decir. El sujeto, no duraba ni 4 segundos dentro de mí, y se corría. 

De novios, el me besaba y se corría en los pantalones, y yo pensaba, que lo tenía muy loco por mí, si hubiera tenido información sexual, hubiese sabido reconocer que el sujeto tenía serios problemas en la cama, aquel matrimonio fue realmente una tortura, y que no me dejara masturbarme, lo que lo conviertió realmente una tortura china.

Increíblemente, tuve un hijo con él, quedé embarazada de pura guaba en esos coitos reconciliatorios, y con el método del ritmo, es decir, menstruando, probablemente por el tema de la doble ovulación. 

El punto, es que no había experimentado ningún orgasmo vaginal, en los 3 años que estuvimos casados. 

Así que a las edad de 24 años, ya divorciada, y después de haberme alienado con sus perturbandoras teorías, durante todo ese tiempo, yo creía que de alguna forma yo era la responsable de su mal rendimiento sexual. 

Además, no había tenido un orgasmo vaginal, primero tuve un parto vaginal, y no sabía qué era eso delicioso de lo que me había perdido en los 24 años de vida que tenía. Por eso estaba decidida a conseguir el Santo Grial del Orgasmo Vaginal y eso hice.


Durante los 9 años siguientes, encontré en el sexo, mi anti depresivo natural, así que desarrollé un patrón. Cada vez que estaba deprimida, al borde del suicidio, literalmente, me ponía mi mejor traje, me maquillaba y salía a comerme el mundo. Generalmente coquetear con alguien y terminar en la cama me sacaba de mi status quo depresivo, y me levantaba de nuevo.

No sé, si fue en ese momento que asocié depresión y sexo, pero cuando me siento triste, es cuando mi líbido suele estar más alta.

Coquetear, por otro lado, es algo que se me da naturalmente, y que me hace sentir increíblemente bien conmigo misma. 

En cuanto al sexo, después de tenerlo generalmente salgo de mi letargo, me inyecta, algunas personas se duermen en el climax, pero a mí los orgasmos suelen darme un rush de energía, me activan, quizás por la descarga de adrenalina. 

Y meto a la adrenalina en el tema, porque a mí me excita el sexo peligroso, me gusta el sexo casual, con extraños. Seducir a alguien que no conozco excitarlo y dejarlo es muy divertido, pero después de una violación, entendí que no puedes ir por la vida de microondas, calentando sin dar de comer. No justifico con esto a quienes me violaron, pero reconozco que con las locuras que hago, más bien tuve suerte, de que no me ocurriera más veces.

Soy una mujer naturalmente sexy, disfruto de la atención masculina, pero no siempre te vas a levantar gente que te guste, y habrá quienes no acepten un no, como respuesta, y es ahí donde se dan los abusos sexuales. Como dice la canción, la culpa no era mía, el violador eres tú. Apesar de que todo sexo no consensuado implica el delito de violación, sean esposos, novios, exparejas, no importa lo que digan los abogados de Trump, el sexo no consensuado, es violación, no obstante, todavía la sociedad culpa a la mujer, y si eres atacada, fue porque te lo buscaste, tú provocaste, por la forma en que te vistes, o por tu forma de ser. 

Sin embargo, uno puedo coquetear, y cambiar de opinión, también puede decidir ir a la cama, y decidir que no quiere tener sexo anal, o no quiere dar sexo oral, y aunque estén en la habitación de un hotel, cuando una mujer dice NO, debería ser respetada, independientemente de que estén en pleno acto sexual. 

Yo tuve la mala suerte una vez, de toparme con un gorila, que no quería detenerse, después de 5 horas de sexo, ya irritada, y lastimada, el tipo se negaba a parar, es más me hizo una llave inglesa en la espalda con mis brazos, me recostó y siguió haciéndomelo en mi contra, luchar sólo lo hacía más doloroso, así que cedí, y apesar de que le dije una decena de veces que parara, no se detuvo, hasta que casi caigo desmayada. De tantas, experiencias que he tenido en mi vida, esa me recordó lo peligroso que es irte a la cama con un extraño.


Y obviamente, es altamente peligroso. 

No obstante, la adrenalina del riesgo es lo que lo hace adictivo, hacer lo prohibido, lo tabú, desafiar a la suerte, romper normas morales, todo eso le da un saborcito extra al asunto, el hecho de poner mi vida en peligro lo hace irresistiblemente EXCITANTE.  Y a quienes les guste el peligro y el miedo lo entenderán.
 
Puedo darle gracias a Dios de haberme salvado y protegido en decenas de situaciones donde mi vida realmente estuvo en peligro, y que hoy ya siendo una mujer adulta, puedo reconocer. 

Tuve mucha suerte, nunca me contagié de VIH por ejemplo. Ni me embaracé de alguien que no amara. Siempre andaba mis condones en la cartera, por aquello.

No obstante, me contagiaron un par de veces, de enfermedades de transmisión sexual, mi primer esposo me regaló el VPH, el Virus de Papiloma Humano puede darte cáncer, pero no supe cual de los 200 tipos me pegó, pero si sé que hace unos años tuve que operarme de una displacia moderada, que pudo haber terminado en cáncer de útero y gracias a Dios no fue así. Resultó que mi ex, era cliente frecuente de damas de compañía, las prostitutas eran las únicas que se lo aguantaban su rapiditin.

La segunda vez me contagié de Gardnerella Vaginalis, fue un asunto menor, que se solucionó con una visita a mi ginecólogo, quien me mandó 2 pastillas especiales, y 6 óvulos de Canesten V. Lo gracioso de ésta anécdota, es que tuve que decirle a mis 2 compañeros sexuales del momento, para que no se lo contagiaran a otras muchachas, y así fue como nos enteramos, quien era la portadora original. 


En 29 años de vida sexual activa, tuve muchos amantes, la mayoría casuales, simplement,e las circunstancias se daban y terminaba en una cama, e inclusive, en mi carro, y fuera de él lo hice muchas veces, hasta en el techo. 

A los 32 años, bajé el ritmo por unos cuantos años. Tenía a mi pequeña hija, era madre soltera de esa muñeca, vivíamos solas en el extranjero, y estaba más dedicada en sacar a mi pequeña adelante, y enfocada en mis estudios universitarios.

Además, después de un doloroso parto natural sin anestesia, y un post parto aún más doloroso, luego de una episiotomía problemática, fuí mucho más cuidadosa conmigo misma, le tenía terror a embarazarme, de nuevo debo confesar. 

Aún así, sumé unas cuantas experiencias sexuales, a mi historial, siempre procurando hacerlo fuera de mi casa, de forma tal que si yo estaba en riesgo, no la involucrara a mi pequeña hija. A mis hijos, siempre, los mantuve muy siempre lejos de mis encuentros sexuales, siempre. Yo podía correr peligro pero ellos no.

En una de las entradas te hablo de mi Furor Uterino, ese deseo irreprimible de tener sexo con otros. Por aquí te dejo el enlace. Episodios Maniacales: El Furor Uterino - Edición 2020. Porque sé que hay muchas mujeres como yo, que de alguna forma las han hecho sentir que son enfermas, por desear sexo, más que la "mayoría".

Yo siempre supe que no era "normal", comparada con otras mujeres de mi edad que podían pasar meses sin sexo, sin que les preocupara. Eso digamos que era lo común. Así que procuraba rodearme de mujeres calientes como yo, que sí comprendieran mi elevada líbido, y que compartieran conmigo el mismo intereses. Amigas de fiesta, digamos. Aunque durante muchos años, me la jugué con un amigo con derecho con el que culeaba algunos viernes, después de la juerga con mis amigas.  

Luego me casé, por segunda vez, y todo iba de maravilla, aunque el gusano de la variedad me picaba de vez en cuando, en esa etapa me sentía sucia, como enferma, pensaba, ¿cómo era posible que teniendo el mejor esposo del mundo, yo no podía dejar de fantasear con otros amantes? 

Me cuestionaba, si estaba o no enamorada, honestamente, no entendía qué me pasaba, y busqué ayuda psicológica, y fuí a parar donde una psiquiatra medio puritana, por lo que resultó peor el remedio que la enfermedad, la loca me dijo que era Ninfomana. Y eso me hizo sentir horrible, como si algo estaba mal en mí, sentía culpa, y vergüenza. 

Una dualidad terrible me perturbaba, me robaba la paz, ¿porque aquello que me hacía feliz, era tan malo para otros?, me sentía egoísta, y hasta mala persona. 

Después de algunos años, y otras cosas que no vienen al caso, tuve un colapso nervioso, (pero si los queires leer están en mi blog, miresiliencia.com ) me vieron varios doctores hasta que por fin encontré al Dr. Madrigal y su equipo, y concluyó que tenía C- PTSD.

Pasé años encerrada, y en terapia, finalmente, estaba saliendo del asunto, cuando mi matrimonio se fue al carajo. Una mezcla de circunstancias que no vale la pena nombrar aquí, trajeron como resultado nuestra irremediable separación.

Una vez más me sentía, absolumente deprimida, y la vieja confiable, apareció de nuevo, mi personalidad histérica afloró de nuevo en todo su esplendor, ésta vez, me metía de cabeza en el mundo del sexo digital.

Un buen día, de esos en los que me sentía absolumente miserable, ya separada, me acordé de que tenía una cuenta en un sitio de citas para adultos, que buscaban encuentros sexuales casuales, ya había usado ese site en el pasado, así que reactivé mi cuenta, y noté las innovaciones en la página. Una de ellas era la opción de transmitir en vivo

Así fue como comenzó mi adicción, le di clic, y caballeros comenzaron a conectarse en masa. Los hombres son muy dulces, y astutos cuando quieren conseguir de ti un favor sexual, así que me dejé llevar, ellos me fueron persuadiendo, y comencé a quitarme la ropa, y luego les enseñé mis partes íntimas, y finalmente sentí la necesidad de masturbarme, ese día conocí mi parte exhibicionista, me masturbé y me corrí con ellos. Cómo controlé ésta adicción, te lo cuento en la siguiente entrada. 

Con cariño.
Deleinma.




Éste BLOG forma parte de la plataforma de marketing de contenido diverso www.madeleinecasmo.com - Content Magazine