Este un blog para compartir info sobre sexualidad, higiene educación, erótismo, trucos calientes para hacer el amor, muchas imágenes eróticas, chistes y relatos inquietantes. Toda persona debería gozar a plenitud de su vida sexual obviamente de forma responsable. Deleinma.

Translate

domingo, 27 de diciembre de 2020

Adicción al Sexo, el origen.

Adicción al Sexo, ¿cómo controlarla?



Es difícil para cualquiera hablar de éste tema, porque existe un estigma sobre las personas con adicciones.

Algunos piensan que las adicciones se dan en personas débiles, una afirmación con la que no estoy de acuerdo. Las adicciones suelen originarse por una carencia, casi siempre de tipo afectiva, y relacionada directamente, con nuestra primera infancia.

Valga decir que la mayoría de las personas que presentan "Adicción" al sexo, fueron estimulados sexualmente en la primera infancia, en la etapa oral,  anal o fálica, en aquellas donde apenas estamos siendo amantados (oral), o cuando aun no controlamos nuestros efínteres y usamos pañal (anal), y la fálica, etapa que se da entre los 3, y los 5 años. Estas etapas del desarrollo psicosexual del individuo, las creo Sigmund Freud, no yo.


Coloqué la palabra adicción entre parentesis, pues como me explicó mi psiquitra, el reconocido Dr. Enrique Madrigal Segura, experto en adicciones. El sexo, es una necesidad biológica, por lo que no le gusta utilizar ese término en pacientes, como yo, que tenemos la líbido mucho más alta o distinta, comparados con la mayoría de las personas. 

Aunque en realidad, todos los seres humanos tenemos necesidades sexuales, sólo que algunos, lo reconocemos y exponemos sin que nos de vergüenza. Porque cuando logras conversar del tema con otras mujeres, te das cuenta, que se sienten tan pervertidas como tú por haber tenido tantos amantes como un hombre. 

Así como, es una necesidad biológica respirar, también lo es reproducirnos, pero la necesidad biológica de tener sexo, va más allá.

De acuerdo a las investigaciones que he realizado para entender la bioquímica del amor y el sexo, encontré que definitivamente, el sexo cumple una función biológica más amplia, que la de sólo reproducirnos.
Resulta, que cuando nos enamoramos, experimentamos un incremento notorio en nuestros niveles de endorfinas, dopamina y serotonina. Todas hormonas de la felicidad.

El placer, la emoción, y hasta la obsesión que nos provoca el objeto de nuestros afectos, es lo que llamamos amor, es en realidad una etapa un tanto sicótica, decía el Dr. Calixto González de la UAMX. 

Pues cuando estamos en la etapa de enamoramiento, nuestro cerebro se pone como Shakira; ciego, sordo y mudo. Entramos en una etapa en que nuestras hormonas enloquecen, y toman las decisiones por nosotros.

Cuando tienes furor uterino o templazón crónica pasa lo mismo, te obsesiona la idea de sentir de nuevo esa descarga de dopamina, serotonina, endorfina, y adrenalina, que experimentaste la última vez que tuviste un orgasmo.

Te dejo por aquí el enlace para que veas el video, donde te explica el doctor a detalle, éste asunto de la química del amor:


El sexo, no es caprichoso, cumple con un montón de funciones biológicas necesarias para un desarrollo sano. Las relaciones íntimas adultas, nos hacen sentir un alto grado de felicidad, de hecho, para la sociedad, es una parte inevitable de tu maduración. 

Algunos individuos, se inician más temprano que otros, y algunos pocos prefieren la asexualidad, pero son casos muy extremos, por lo general, todos los seres humanos disfrutamos del sexo, y de hecho es una forma de comunicación. 
Algunos otros mamiferos como los chimpancés, y los delfines, también realizan el sexo por placer, no sólo para reproducirse. 

Y hasta lo usan como una forma de reconciliación después de una disputa, como lo hacemos en algunos matrimonio humanos.
Los beneficios del sexo para la salud van desde mejorar la presión sanguínea, fortalecer el piso pélvico, coadyudar al parto, mejor el estado de animo, combate el estrés, mejora la apariencia de la piel, rejuvenece, ayuda a conciliar el sueño, entre tantos otros, son beneficios que se desprenden de las hormónas y otros químicos que produce nuestro cuerpo cuando tenemos un orgasmo, por aquí te dejo otro enlace para que conozcas más beneficios del sexo.  https://www.muyinteresante.es/salud/sexualidad/fotos/10-beneficios-del-sexo-para-tu-salud/beneficios-sexo-libido 

Por supuesto, yo consumo todo el contenido que consigo sobre mi tema favorito, el sexo. 

De hecho, me interesa seriamente sacar la carrera de sexología para poder transmitir todos esos conocimientos con ustedes por éste medio. Pues pienso que la Educación Sexual, además de ser un derecho, es una necesidad, en latinoamérica y otras partes del mundo donde la información sobre el tema es tabú, censurada, o distorcionada por fines políticos o religiosos.

Y es precisamente éste tabú, lo que nos impide tratar el tema de la adicción al sexo con naturalidad. 

Técnicamente hablando, los hombres tienen una líbido más alta, esto se debe biológicamente, a que la carga de esperma en sus testículos, debe ser expulsada en un plazo promedio de 24 horas, en un hombre sano y jóven. 

Es por esto, que muchos hombres sienten la necesidad de masturbarse a diario. Mientras que las mujeres, sólo tenemos una descarga al mes, ovulamos, una sóla vez por ciclo, y en nuestros días fértiles, es cuando solemos experimentar un incremento en la líbido, o deseo sexual. Es decir, durante los días que están de color verde, como se oserva en el siguiente gráfico.

Eso explica, porqué algunos días del mes, te sientes más horny, que otros.
Yo soy un raro caso médico, pues ovulaba hasta 2 meses por mes, en mis años más fértiles. Hoy con 49 años, que empiezo a ver los primeros indicios de premenopausia, tengo reglas irregulares, y asumo que sólo ovulo de vez en cuando. Pero lo anterior, podría explicar, en parte mi líbido, naturalmente alta.

En los 90´s fui a verme en compañía de mi primer esposo, con un sexólogo, mi ex quería sexo una vez al mes, y yo me había casado virgen a los 20 años, con un deseo acumulado desde la adolescencia, un deseo completamente reprimido por la creencias religiosas de mis padres, y la influencia del maldito qué dirán. 

Así que me casé con "cero" información sobre el sexo, y con una líbido incontenible, yo necesitaba masturbarme con frecuencia, y me había casado con alguien que no funcionaba bien en ese campo. 

Así que fuímos a parar donde un Sexólogo, quien dedujo después de varias citas, que el problema no era yo, de hecho concluyó que yo tenía una "FRECUENCIA SEXUAL ALTA". No me llamó Ninfómana, porque el deseo de tener sexo frecuente, era completamente normal, y natural en una mujer de escasos 20 años.
De hecho le dijo a mi ex, que muchos hombres darían cualquier cosa por tener una esposa con una líbido así. Y él, ya no quiso ir más al sexólogo, 3 meses después nos habíamos serapado.

De esa combinación explosiva, entre una mujer ardiente y un hombre rápido y furioso, no resultó nada bueno, yo me convertí en el objeto de su obsesión, y al no poder darme la talla, me retuvo a punta de amenazas, por 3 años infernales de matrinonio, donde me prohibió terminantemente masturbarme, definitivamente, esa relación estaba destinada al fracaso, no tanto por su patético rendimiento en la cama, sino por su forma violenta de manejarlo. La eyeculación precoz, hoy en día no es un tema tan tabú, pero en los 90´s era una tragedia griega, imposible de comentar, secreto de estado.

Imáginense lo difícil que fue para mí, con apenas 20 años, con tantos deseos reprimidos, y venir a casarme con un eyaculador precoz, frustrante era poco decir. El sujeto, no duraba ni 4 segundos dentro de mí, y se corría. 

De novios, el me besaba y se corría en los pantalones, y yo pensaba, que lo tenía muy loco por mí, si hubiera tenido información sexual, hubiese sabido reconocer que el sujeto tenía serios problemas en la cama, aquel matrimonio fue realmente una tortura, y que no me dejara masturbarme, lo que lo conviertió realmente una tortura china.

Increíblemente, tuve un hijo con él, quedé embarazada de pura guaba en esos coitos reconciliatorios, y con el método del ritmo, es decir, menstruando, probablemente por el tema de la doble ovulación. 

El punto, es que no había experimentado ningún orgasmo vaginal, en los 3 años que estuvimos casados. 

Así que a las edad de 24 años, ya divorciada, y después de haberme alienado con sus perturbandoras teorías, durante todo ese tiempo, yo creía que de alguna forma yo era la responsable de su mal rendimiento sexual. 

Además, no había tenido un orgasmo vaginal, primero tuve un parto vaginal, y no sabía qué era eso delicioso de lo que me había perdido en los 24 años de vida que tenía. Por eso estaba decidida a conseguir el Santo Grial del Orgasmo Vaginal y eso hice.


Durante los 9 años siguientes, encontré en el sexo, mi anti depresivo natural, así que desarrollé un patrón. Cada vez que estaba deprimida, al borde del suicidio, literalmente, me ponía mi mejor traje, me maquillaba y salía a comerme el mundo. Generalmente coquetear con alguien y terminar en la cama me sacaba de mi status quo depresivo, y me levantaba de nuevo.

No sé, si fue en ese momento que asocié depresión y sexo, pero cuando me siento triste, es cuando mi líbido suele estar más alta.

Coquetear, por otro lado, es algo que se me da naturalmente, y que me hace sentir increíblemente bien conmigo misma. 

En cuanto al sexo, después de tenerlo generalmente salgo de mi letargo, me inyecta, algunas personas se duermen en el climax, pero a mí los orgasmos suelen darme un rush de energía, me activan, quizás por la descarga de adrenalina. 

Y meto a la adrenalina en el tema, porque a mí me excita el sexo peligroso, me gusta el sexo casual, con extraños. Seducir a alguien que no conozco excitarlo y dejarlo es muy divertido, pero después de una violación, entendí que no puedes ir por la vida de microondas, calentando sin dar de comer. No justifico con esto a quienes me violaron, pero reconozco que con las locuras que hago, más bien tuve suerte, de que no me ocurriera más veces.

Soy una mujer naturalmente sexy, disfruto de la atención masculina, pero no siempre te vas a levantar gente que te guste, y habrá quienes no acepten un no, como respuesta, y es ahí donde se dan los abusos sexuales. Como dice la canción, la culpa no era mía, el violador eres tú. Apesar de que todo sexo no consensuado implica el delito de violación, sean esposos, novios, exparejas, no importa lo que digan los abogados de Trump, el sexo no consensuado, es violación, no obstante, todavía la sociedad culpa a la mujer, y si eres atacada, fue porque te lo buscaste, tú provocaste, por la forma en que te vistes, o por tu forma de ser. 

Sin embargo, uno puedo coquetear, y cambiar de opinión, también puede decidir ir a la cama, y decidir que no quiere tener sexo anal, o no quiere dar sexo oral, y aunque estén en la habitación de un hotel, cuando una mujer dice NO, debería ser respetada, independientemente de que estén en pleno acto sexual. 

Yo tuve la mala suerte una vez, de toparme con un gorila, que no quería detenerse, después de 5 horas de sexo, ya irritada, y lastimada, el tipo se negaba a parar, es más me hizo una llave inglesa en la espalda con mis brazos, me recostó y siguió haciéndomelo en mi contra, luchar sólo lo hacía más doloroso, así que cedí, y apesar de que le dije una decena de veces que parara, no se detuvo, hasta que casi caigo desmayada. De tantas, experiencias que he tenido en mi vida, esa me recordó lo peligroso que es irte a la cama con un extraño.


Y obviamente, es altamente peligroso. 

No obstante, la adrenalina del riesgo es lo que lo hace adictivo, hacer lo prohibido, lo tabú, desafiar a la suerte, romper normas morales, todo eso le da un saborcito extra al asunto, el hecho de poner mi vida en peligro lo hace irresistiblemente EXCITANTE.  Y a quienes les guste el peligro y el miedo lo entenderán.
 
Puedo darle gracias a Dios de haberme salvado y protegido en decenas de situaciones donde mi vida realmente estuvo en peligro, y que hoy ya siendo una mujer adulta, puedo reconocer. 

Tuve mucha suerte, nunca me contagié de VIH por ejemplo. Ni me embaracé de alguien que no amara. Siempre andaba mis condones en la cartera, por aquello.

No obstante, me contagiaron un par de veces, de enfermedades de transmisión sexual, mi primer esposo me regaló el VPH, el Virus de Papiloma Humano puede darte cáncer, pero no supe cual de los 200 tipos me pegó, pero si sé que hace unos años tuve que operarme de una displacia moderada, que pudo haber terminado en cáncer de útero y gracias a Dios no fue así. Resultó que mi ex, era cliente frecuente de damas de compañía, las prostitutas eran las únicas que se lo aguantaban su rapiditin.

La segunda vez me contagié de Gardnerella Vaginalis, fue un asunto menor, que se solucionó con una visita a mi ginecólogo, quien me mandó 2 pastillas especiales, y 6 óvulos de Canesten V. Lo gracioso de ésta anécdota, es que tuve que decirle a mis 2 compañeros sexuales del momento, para que no se lo contagiaran a otras muchachas, y así fue como nos enteramos, quien era la portadora original. 


En 29 años de vida sexual activa, tuve muchos amantes, la mayoría casuales, simplement,e las circunstancias se daban y terminaba en una cama, e inclusive, en mi carro, y fuera de él lo hice muchas veces, hasta en el techo. 

A los 32 años, bajé el ritmo por unos cuantos años. Tenía a mi pequeña hija, era madre soltera de esa muñeca, vivíamos solas en el extranjero, y estaba más dedicada en sacar a mi pequeña adelante, y enfocada en mis estudios universitarios.

Además, después de un doloroso parto natural sin anestesia, y un post parto aún más doloroso, luego de una episiotomía problemática, fuí mucho más cuidadosa conmigo misma, le tenía terror a embarazarme, de nuevo debo confesar. 

Aún así, sumé unas cuantas experiencias sexuales, a mi historial, siempre procurando hacerlo fuera de mi casa, de forma tal que si yo estaba en riesgo, no la involucrara a mi pequeña hija. A mis hijos, siempre, los mantuve muy siempre lejos de mis encuentros sexuales, siempre. Yo podía correr peligro pero ellos no.

En una de las entradas te hablo de mi Furor Uterino, ese deseo irreprimible de tener sexo con otros. Por aquí te dejo el enlace. Episodios Maniacales: El Furor Uterino - Edición 2020. Porque sé que hay muchas mujeres como yo, que de alguna forma las han hecho sentir que son enfermas, por desear sexo, más que la "mayoría".

Yo siempre supe que no era "normal", comparada con otras mujeres de mi edad que podían pasar meses sin sexo, sin que les preocupara. Eso digamos que era lo común. Así que procuraba rodearme de mujeres calientes como yo, que sí comprendieran mi elevada líbido, y que compartieran conmigo el mismo intereses. Amigas de fiesta, digamos. Aunque durante muchos años, me la jugué con un amigo con derecho con el que culeaba algunos viernes, después de la juerga con mis amigas.  

Luego me casé, por segunda vez, y todo iba de maravilla, aunque el gusano de la variedad me picaba de vez en cuando, en esa etapa me sentía sucia, como enferma, pensaba, ¿cómo era posible que teniendo el mejor esposo del mundo, yo no podía dejar de fantasear con otros amantes? 

Me cuestionaba, si estaba o no enamorada, honestamente, no entendía qué me pasaba, y busqué ayuda psicológica, y fuí a parar donde una psiquiatra medio puritana, por lo que resultó peor el remedio que la enfermedad, la loca me dijo que era Ninfomana. Y eso me hizo sentir horrible, como si algo estaba mal en mí, sentía culpa, y vergüenza. 

Una dualidad terrible me perturbaba, me robaba la paz, ¿porque aquello que me hacía feliz, era tan malo para otros?, me sentía egoísta, y hasta mala persona. 

Después de algunos años, y otras cosas que no vienen al caso, tuve un colapso nervioso, (pero si los queires leer están en mi blog, miresiliencia.com ) me vieron varios doctores hasta que por fin encontré al Dr. Madrigal y su equipo, y concluyó que tenía C- PTSD.

Pasé años encerrada, y en terapia, finalmente, estaba saliendo del asunto, cuando mi matrimonio se fue al carajo. Una mezcla de circunstancias que no vale la pena nombrar aquí, trajeron como resultado nuestra irremediable separación.

Una vez más me sentía, absolumente deprimida, y la vieja confiable, apareció de nuevo, mi personalidad histérica afloró de nuevo en todo su esplendor, ésta vez, me metía de cabeza en el mundo del sexo digital.

Un buen día, de esos en los que me sentía absolumente miserable, ya separada, me acordé de que tenía una cuenta en un sitio de citas para adultos, que buscaban encuentros sexuales casuales, ya había usado ese site en el pasado, así que reactivé mi cuenta, y noté las innovaciones en la página. Una de ellas era la opción de transmitir en vivo

Así fue como comenzó mi adicción, le di clic, y caballeros comenzaron a conectarse en masa. Los hombres son muy dulces, y astutos cuando quieren conseguir de ti un favor sexual, así que me dejé llevar, ellos me fueron persuadiendo, y comencé a quitarme la ropa, y luego les enseñé mis partes íntimas, y finalmente sentí la necesidad de masturbarme, ese día conocí mi parte exhibicionista, me masturbé y me corrí con ellos. Cómo controlé ésta adicción, te lo cuento en la siguiente entrada. 

Con cariño.
Deleinma.




Éste BLOG forma parte de la plataforma de marketing de contenido diverso www.madeleinecasmo.com - Content Magazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si deseas saber sobre un tema en particular, déjanos saber en los comentarios y con gusto lo publicamos. Comenta con confianza.